Financiaciones alternativas a los bancos para hacer reformas

Financiaciones alternativas a los bancos

Si estás aquí es porque estás pensando en realizar reformas en casa y buscas diferentes medios de financiación. La financiación bancaria suele ser la opción más usada por la gran mayoría de personas. En cierta manera se podría definir como el medio de financiación tradicional. Pero hay que saber que hay alternativas a esa opción y es lo que buscamos en este artículo. Queremos mostrarte un listado de financiaciones alternativas a los bancos para que puedas conseguir el dinero que necesitas para hacer frente a la reforma.

1- Préstamos privados

Seguramente sean la mejor opción para conseguir el dinero que necesitas para la reforma y luego poder devolverlo en cómodos plazos. Este tipo de financiación cada vez está más de moda, gracias a que cada vez hay más empresas entre las que elegir.

Antes de solicitar una opción de financiación u otra, hay que comparar a fondo. Te invito a tener muy en cuenta la financiación de CapitalPrivadoMB.com. Esta empresa te ofrecerá el dinero que necesitas a cambio de unas condiciones muy interesantes. Uno de los puntos fuertes es que no tienes que presentar un aval como la nómina. Incluso puedes solicitar el dinero si estás registrado en un listado de morosidad como ASNEF. Tan solo hay que presentar un aval inmobiliario por valor superior al valor de la financiación. Con tan solo presentarlo, harán un estudio y si es superior podrás obtener el dinero sin problemas.

Eso sí, sea cual sea la opción elegida para financiar la reforma, es importante mirar las cuotas mensuales de devolución. Siempre tenemos que tener la certeza de que vamos a poder devolver el dinero sin problemas y en consecuencia no nos estamos endeudando por encima de nuestras posibilidades.

2- Adelanto de nómina

Si tienes una nómina por un valor alto, puedes usarla para conseguir financiación de manera anticipada. Realmente no es un préstamo bancario, sino que es otro tipo de financiación.

A la hora de pedir un anticipo de nómina podemos hacer ese proceso de dos maneras diferentes. Lo más común puede ser solicitar el anticipo de nómina en el banco donde la tenemos domiciliada. Dependiendo del banco, te concederá un máximo de X nóminas. Todo dependerá de tu situación económica y sobre todo del importe que necesites para hacer frente al coste. Normalmente suelen conceder un máximo de dos meses y devolver el dinero hasta en uno o dos años. Pero todo dependerá de las condiciones de tu banco. Es decir, infórmate antes de ver si la opción te interesa o no.

Otra opción puede ser la de solicitar un anticipo de nómina a la empresa. No es de las opciones más demandadas. Bien porque muchas empresas no ofrecen ese tipo de anticipos o porque la gran mayoría de trabajadores no se atreven a pedir el dinero por anticipado a sus jefes.

3- Financiación con la tarjeta de crédito

Es otra alternativa diferente para poder conseguir dinero rápido a la hora de financiar la obra que estamos a punto de realizar. Pero es importante dejar claro desde el primer momento de que no es la mejor opción por la que podemos optar.

Si nos fijamos en las características del préstamo a través de una tarjeta, nos daremos cuenta de que las condiciones no son las mejores. Uno de los puntos más importantes en los que debes fijarte es el interés que se te cobrará. Como podrás ver, el interés es realmente elevado, por lo menos en la gran mayoría de tarjetas de crédito. Eso hace que devolver el dinero sea muy complicado porque buena parte de la cuota mensual irá dirigida a pagar intereses. Otro problema son los tiempos de devolución, los cuales no son muy grandes. Para evitar problemas, te recomiendo financiar la reforma a través de otros medios que te estoy mostrando en este artículo.

4- Solicitar dinero a familiares

Es otra opción que está sobre la mesa, pero que no recomiendo mucho. Comento eso porque si no devolvemos el dinero a tiempo, la relación familiar puede ponerse en riesgo. Incluso las familias más unidas se pueden separar por cuestiones de dinero.

Si optas por esta opción, te recomiendo que dejes todo escrito. Por ejemplo, si le pides dinero a tus padres y tienes hermanos, ellos también tienen que ser conscientes. Hay que hacer el formulario correctamente y presentarlo en la agencia tributaria para evitar problemas en ese aspecto. Y según vayas devolviendo el dinero, recibir un papel que certifique has realizado el pago de la cuota y en consecuencia ya debes menos dinero a ese familiar.

Te recomiendo hacerlo todo de manera legal si no quieres tener problemas con la familia a medio y largo plazo. Normalmente el interés es del 0%, por lo que todo el dinero que devuelvas irá dirigido a pagar la deuda pendiente. Si lo haces bien te ahorrarás más de un dolor de cabeza, de aquí que sea la mejor alternativa en estos momentos.

5- Financiación de la empresa de reformas

Otra opción para poder disfrutar de la reforma es pedir que la propia empresa te la financie. No todas las empresas de reformas cuentan con esta opción, pero sí que es verdad que cada vez más incluyen esta opción.

A la hora de financiar no solo tienes que mirar el presupuesto que te ofrecen por la reforma que quieres realizar, también debes mirar las condiciones de la financiación. Presta especial atención en el tiempo de devolución y en el interés que te cobrarán en el caso de que haya. Fíjate en la TAE final para tener la certeza de comparar en igual de condiciones en todo momento. Si te interesa esa opción, asegúrate que la cuota mensual es asumible para tu economía y en consecuencia no vas a tener problemas de devolución. Normalmente no hay muchos requisitos para optar a esta alternativa. Con la nómina suele ser más que suficiente en la gran mayoría de ocasiones.

Lo importante es tener en cuenta diferentes métodos para conseguir dinero y así poder disfrutar de la reforma que tantos años llevamos soñando.

Compártelo en tu red social: