Cómo saber si puedes tirar una pared y cuál es su precio

Cómo saber si puedes tirar una pared y cuál es su precio

Antes de hacer cualquier obra en casa y tirar una pared es fundamental que te asegures de que vas a poder tirarla sin causar un desequilibrio estructural en tu hogar. A continuación te presentamos los mejores consejos y recomendaciones para ayudarte a saber si puedes tirar una pared y cuál es su precio.

Tips para saber cómo tirar una pared y cuál es su precio

Son muchos los motivos por los que puedes plantearte tirar una pared en casa o en la oficina: desde ganar amplitud hasta comunicar dos espacios o crear ambientes más diáfanos en tu hogar teniendo en cuenta las tendencias en decoración actuales. Sea como sea, si buscas crear una habitación de mayor tamaño o conseguir que la luz natural llegue mejor a tu hogar te recomendamos revisar antes algunos puntos antes de tirar una pared.

Para saber si puedes tirar una pared es fundamental tener claro que por hacerlo tu casa no se va a derrumbar, porque en ocasiones el echar un tabique abajo puede suponer un gran problema de sostenibilidad para tu hogar, e incluso para el resto del edificio, con lo que no es una decisión que pueda tomarse a la ligera.

En primer lugar, los expertos recomiendan revisar si se trata de un muro de carga. Los muros de carga son los encargados de soportar el peso de parte de la estructura de tu hogar y os por ello que resulta fundamental respetarlos. En cambio las paredes y los tabique en casa son elementos pensados para dividir las estancias y suelen estar elaborados con materiales con mucho menos espesor.

Para saber si se trata de un muro de carga es fundamental que revises el grosor de la pared. Los muros de carga siempre son más gruesos porque normalmente se encuentran elaborados con hormigón armado. Al mismo tiempo los tabiques y las paredes de menor espesor serán fáciles de detectar porque estarán elaborados con placas de yeso (sobre todo si se trata de una casa moderna).

Por otro lado, para saber si puedes tirar una pared también deberías revisar los apoyos. Los muros de carga que no debes tirar se apoyan sobre la cimentación del edificio, como por ejemplo los cerramientos exteriores, que suelen ser muros de carga. Además, si tu casa tiene varias plantas y en todas puedes encontrar el mismo muro en la misma posición con el mismo es pesor sin duda se trata de un muro de carga.

Asimismo, también deberías revisar la estructura de tu hogar, que estará conformada por diferentes vigas y viguetas visibles, en las que podrás ver de forma sencilla el muro en el que se apoyan. En estos casos sin duda se trata de paredes que no puedes tirar.

Para poder comprobar esto de forma más eficiente los expertos en viviendas de ARKespai nos recomiendan revisar los planos originales de tu hogar para poder revisar bien su estructura y valorar cuáles son muros de carga. Es fundamental revisar con cuidado este punto porque las paredes separadoras pueden convertirse de forma sencilla también en muros de carga si los elementos de la estructura como las vigas se deforman conforme va pasando el tiempo y se van apoyando cada vez más en una pared. Además es fundamental consultar a los expertos si tienes dudas porque si tiras un muro de carga puede caerse toda la estructura.

El derribo de paredes en casa no debe tomarse a la ligera porque puede suponer el derrumbe de tu hogar con lo que siempre que tengas dudas lo mejor será contactar con profesionales cualificados. Podrías empezar realizando las comprobaciones para después contrastar con un arquitecto si de verdad puedes tirar una pared en concreto. Otra forma interesante de saber si una pared es un muro de carga es el sonido: los muros de carga suenan compactos, mientras que si golpeas una pared y suena hueca sin duda no se trata de un muro de carga ni de un pilar importante en tu hogar.

Si bien también es posible tirar los muros de carga, resulta fundamental ubicar en este espacio otro tipo de elemento estructural para sujetarlo como una viga de madera o de acero apoyada en pilares, aunque esto deberían de hacerlo siempre los profesionales para evitar contratiempos.

En cuanto al precio, sin duda cada casa y tipo de pared será diferente y los costes pueden variar, pero teniendo en cuenta que las modificaciones estructurales de los hogares y edificios requieren de la participación de técnicos colegiados y profesionales y de la solicitud de diferentes permisos los costos pueden ser a partir de 250 euros para una pared de unos 2,40 metros de altura y 2,60 metros de anchura, por ejemplo. En este caso se incluiría la gestión de residuos pero habría que sumar los gastos de los permisos y licencias, las tasas municipales y por supuesto también los honorarios de los profesionales.

Compártelo en tu red social: