Claves para la decoración de salones acogedores

Claves para la decoración de salones acogedores

¿A quién no le gustaría tener un salón acogedor y envolvente? Un espacio donde poder relajarse cómodamente luego de un largo día de trabajo, charlar con los amigos, cenar con la familia o realizar cualquier otra actividad de las que protagoniza esta importante estancia dentro del hogar.

Pues conseguir esa atmósfera cálida y de bienestar a veces solo depende de unas pocas claves decorativas, que bien conseguidas pueden transformar por completo las sensaciones que transmite este espacio. Es por eso que en este artículo te sugerimos 6 claves fundamentales que puedes tener en cuenta para darle a tu salón ese cambio que necesita.

Madera en tonos naturales

La madera es la reina de la calidez y el confort en los salones modernos, por lo que siempre se agradece el agradable toque natural de una decoración que utilice este noble material para el revestimiento de los suelos, los ventanales o las grandes superficies de los muebles. Con el fin de proporcionar el ambiente envolvente que se desea se recomienda sobre todo la utilización de maderas con matices naturales como el roble, haya, pino, etc.

Decoración de salones acogedores

Alfombras para resguardar el suelo

Las alfombras son otro muy buen recurso para brindar abrigo y calidez frente a los suelos que pueden parecer “fríos” como el mármol, la cerámica o la piedra natural, sobre todo en las estaciones invernales. Se puede elegir una gran alfombra que ocupe toda la atención visual dentro del espacio, o una más pequeña para enmarcar determinada zona del salón a la que se quiera dar un mayor protagonismo por la importancia que reviste. En este sentido hay mucha variedad para elegir pero se recomiendan sobre todo las alfombras de fibras en los tonos marrones u ocres, o las de lana con nudos cortos que son

Colores y texturas de los textiles

No solo las alfombras se deben considerar en la decoración de un salón para que este resulte acogedor, el resto de los textiles como cortinados, mantas, cojines y tapizados de los muebles, también pueden ser determinantes. Los textiles juegan varias funciones muy importantes dentro de un salón como son aportar color, luminosidad, introducir texturas y dar ese toque cálido que queremos sentir al cruzar la puerta principal de nuestra casa. En cuanto a los colores ya mencionábamos que la gama de los ocres, los tostados y marrones son apuestas más que seguras, aunque siempre hay que valorar el espacio del que se dispone, la altura de los techos y la iluminación. En consecuencia se debe evitar el uso de grandes cuotas de colores fríos (azul, púrpura, verde) y neutros como el blanco o el gris que son conocidos por generar espacios desangelados. Igual de importante que la elección de los colores de los textiles es también la combinación de texturas, dentro de las que se pueden elegir tejidos como la pana, el terciopelo y la chenilla para darle ese aire acogedor a todo el conjunto.

Salones acogedores

Iluminación adecuada

Una iluminación adecuada puede marcar la diferencia en una decoración, tanto para bien como para mal. Es por eso que se debe tener cuidado a la hora de balancear el grado de luces y sombras de la estancia, a partir de la composición de luz natural que entra por las ventanas, la iluminaria general y la auxiliar. En cualquier caso se hace necesario contar con una lámpara central de techo que ilumine todo el salón de forma eficiente, a partir de la cual se pueden reforzar determinas zonas como el sofá o un rincón de lectura, utilizando lámparas de pie o iluminarias de mesa. Si jugamos con los colores de los textiles, paredes y techos también podemos obtener salones más luminosos.

Decoración personalizada

Y la última clave de este artículo es relacionada con la personalización de la decoración del salón, dejando un poco de lado las absurdas tendencias modernas que buscan eliminar nuestra creatividad con pautas estrictas o un exceso de espacios vacíos. Un salón debe contar cosas acerca de quienes conviven en él a diario, sus gustos, experiencias, logros e inquietudes, eso es lo que hará su decoración única y especial. Y no estamos hablando de recargar el espacio con objetos decorativos vanos, pero no te pueden faltar esos detalles especiales que reflejen tu personalidad. Los jarrones con flores naturales o las plantas de interior nos acercan a las sensaciones que sentimos en un prado al aire libre, por lo que también son siempre muy agradecidas.

Esperamos que te hayan sido útiles estas claves básicas que hemos compartido hoy y que ya tengas en mente todo lo que necesitas para darle ese vuelco positivo a la decoración de tu salón.

Compártelo en tu red social: